Atlántico

Sistema de salud del Atlántico, en alerta amarilla durante la Semana Santa

La Gobernación, a través de la Secretaría de Salud, entregó una serie de recomendaciones para reducir el riesgo de afectación por consumo de alimentos.

La red de salud del Atlántico se encuentra en alerta amarilla durante esta temporada de Semana Santa. Por medio de la resolución 2250 del 15 de abril de 2019, la Secretaría de Salud Departamental decretó esta medida en todos los municipios.

La Gobernación informó que, con esta medida, se pretende agilizar la respuesta de las instituciones de salud, en caso de presentarse alguna emergencia en esta época en que se registra alta concentración poblacional, consumo de alimentos en establecimientos públicos, ingesta de alcohol y asistencia  masiva a balnearios y sitios recreacionales y de descanso.

El secretario de Salud del Atlántico, Armando de la Hoz Berdugo, indicó que las tradiciones religiosas arraigan un alto consumo de productos del mar y, en muchas ocasiones, no se observan fechas de vencimiento o el aspecto de los mariscos o pescados al momento de comprarlos o ingerirlos. “Por eso, venimos realizando visitas a tiendas, graneros y expendios como pescaderas con el objeto de prevenir toxi-infecciones y enfermedades transmitidas por alimentos (ETAs)”.

Expresó, además, que se está haciendo vigilancia en todos los municipios, comenzando este mismo martes por Puerto Colombia, Sabanalarga, Baranoa, Palmar de Varela y Malambo.

En estas poblaciones, las autoridades supervisaron frutos del mar enlatados, con el fin de verificar que el alimento tratado térmicamente esté libre de gérmenes patógenos y productores de toxinas; así como de aquellos microorganismos que deterioran el producto, capaces de crecer en el alimento bajo condiciones de almacenamiento y distribución inadecuados.

“Si las personas han escogido lugares como playas, ríos o fincas con cuerpos de agua para descansar, es importante vigilar que los niños ingresen al agua acompañados por adultos. De igual forma, si deciden consumir alcohol, hacerlo con moderación, así como evitar ingresar al agua en estado de alicoramiento o acabando de comer”.

De la Hoz enfatizó en ser precavidos para evitar accidentes caseros, para lo que solicitó a padres y adultos responsables no descuidar a los niños. “En esta época se realizan paseos y se preparan sancochos y alimentos con carbón o leña que pueden generar quemaduras en los niños. De igual forma tapar bien tanques, albercas y depósitos de agua para evitar ahogamiento por inmersión”.

Especial cuidado con los producto del mar

Los habitantes del departamento, en su gran mayoría, se abastecen de productos no capturados en aguas circundantes, proviniendo el producto de Barranquilla y otros departamentos, lo que ha obligado a la Secretaría de Salud Departamental a extremar la vigilancia y el control bajo estos aspectos, a través de brigadas de respuesta inmediata, que son las encargadas de realizar, la inspección, vigilancia y control de los factores de riesgo ambientales.

Las autoridades informaron que técnicos de Salud Ambiental de la Gobernación y funcionarios de las Alcaldías municipales realizan charlas y talleres dirigidos a la comunidad, orientándola y haciendo énfasis para que aprendan a identificar signos de riesgo al comprar o consumir derivados de la pesca que se encuentren alterados o contaminados.

Recomendaciones

Con el fin de que la comunidad identifique los productos que puedan representar un riesgo para su salud, se hace una serie de sugerencias. Si va a consumir alimentos preparados en restaurantes o sitios públicos, tenga en cuenta:

-Mirar el aspecto externo del producto

-La presentación higiénica del manipulador (quien lo vende)

-La higiene del sitio donde se encuentran expuesto (recipientes, bandejas).

-Protección contra insectos

-La conservación a baja temperatura

-El empaque adecuado y de primer uso

-El entorno del sito donde se exhibe y se expende el producto

-El aspecto higiénico de los utensilios y equipos con que se maneja el producto (cuchillos, ganchos, etc.)

En cuanto a conservas (enlatados), se recomienda observar:

-Fecha de vencimiento

-Que tenga registro sanitario del país

-Procedencia (que no sea de contrabando)

– Que el empaque no esté abierto, perforado, oxidado, abollado o abombado.

Si va a consumir pescado, es bueno saber lo siguiente:

-El pescado fresco tiene sus carnes duras, es resistente a la presión y no conserva la impresión digital.  Al sacarlo del hielo también aparece duro y rígido, aun cuando no sea recién capturado; pero esa rigidez contrasta con los demás caracteres del pescado fresco (ojos, piel, branquias). El ano será perfectamente cerrado; vientre cilíndrico sin flacidez, blandura ni alteraciones. La piel será limpia y no pegajosa; las escamas intactas y brillantes, reluciendo su brillo argentado.

-La coloración de la piel es variada pero siempre atrayente y brillante. El color plateado, los reflejos metálicos y las irradiaciones son los primeros que se oscurecen y empañan al contacto prolongado con el aire y, por lo tanto, desaparecen  antes de que empiece la alteración.

-Las escamas son brillantes y bien adheridas. Las aletas húmedas, generalmente intactas, se desprenden con dificultad aunque se tire de ellas con fuerza.

-Las branquias se aprecian fácilmente levantando el opérculo. Son de color rojo más o menos intenso, pero siempre brillantes.

Red hospitalaria, en alerta

El Centro Regulador de Urgencias y Emergencias Departamental (CRUED) se encuentra articulado con los hospitales de los 22 municipios, así como los departamentales, a fin de brindar atención oportuna en caso de presentarse alguna contingencia.

En este sentido, las autoridades de salud han realizado un trabajo previo de verificación en la reservas de bancos de sangre, equipos biomédicos de las urgencias y dotación biomédica, fechas de vencimiento de los medicamentos de las ambulancias y estado técnico – mecánico de las mismas, a fin de brindar una atención oportunas en caso de cualquier incidente.

De igual manera, se ha reforzado el número de personal en los turnos de las urgencias en aquellos municipios que realizan actos religiosos masivos.

Los teléfonos que  se encuentra habilitados para reportare alguna emergencia o solicitar información son: 350 321 1718 y 330 9000, ext. 5131 – 4004.

Etiquetas