Ciudad

Sindicato de Uniautónoma denuncia atraso en los pagos de profesores y empleados

A través de un comunicado expresaron que las medidas de la nueva rectora podrían dar los mismos resultados de la administración pasada.

La situación económica de la Universidad Autónoma del Caribe parece no mejorar pues los profesores y empleados han reportado un atraso en los pagos de nómina y de la salud, lo que ha llevado al ministerio de Educación a pedirle a la rectora Claudia Da Cunha un reporte sobre los movimientos financieros de la universidad para comprobar la presunta existencia de estas irregularidades.

Según el Dairio El Tiempo, el sindicato de la universidad, Sintrauac, denunció estos hechos y los afiliados aseguran que existe un gran silencio por parte de los directivos de la institución, lo que los ha llevado a deducir que el resultado será el mismo de la administración pasada pues la rectora ha hecho una gran inversión en las instalaciones y no en los pagos de nómina.

A través de un comunicado, el sindicato expresó que «se vienen repitiendo las mismas políticas de la anterior directiva, donde era más importante la fachada y algunos gastos onerosos de contrataciones de personal y de infraestructura priorizando la burocracia por encima de la dignidad de trabajadores y sus familias, como es el caso de la salud».

Por su parte, la universidad se manifestó ante las acusaciones y aseguró que el único momento en el que ha existido un atraso en la salud fue en el mes de marzo, debido a la liberación de un dinero de manera judicial; además, agregó que se ha priorizado el pago de la nómina, que estaba atrasada desde el mes de abril de 2018 y que suma casi 33 mil millones de pesos, según informó el Ministerio de Educación.

Por todo lo anterior, el Ministerio de Educación exigió a la rectora un informe en el que especifique el pago puntual de la salud.

En la misiva, el sindicato sentenció que «esta acción deja un manto de duda sobre la gestión del MEN por todo el sujeto histórico y actual,  ya que sus medidas preventivas al parecer no son suficientes y carecen de inspección y vigilancia permitiendo que sucesos como estos ocurran nuevamente como en la época del ex rector Ramsés Vargas hoy detenido».

Los resultados que se emitan del informe exigido por el ministerio de Educación deberán ser dados a conocer antes del 20 de abril, fecha en la que termina el periodo de la actual rectora, cuyo cargo podría ser ratificado o, en su defecto, ser revocado, dejando a la universidad en manos del ente gubernamental hasta que se elija un directivo de manera legal y permanente.

Etiquetas