Política

Redes sociales, el talón de aquiles de funcionarios del Gobierno

El caso más reciente es el de Ignacio Greiffenstein, director de servicio de televisión de la Casa de Nariño.

El pasado 8 de febrero, Ignacio Greiffenstein, director de servicio de televisión de la Casa de Nariño publicó en su cuenta personal de Twitter un mensaje referente a las seguidoras del congresista Gustavo Petro tildándolas de «putas».

El rechazo de los usuarios de esta red social ante lo escrito por Greiffenstein, produjo que el director decidiera retirarse de su cargo.

«Las instituciones están por encima de las personas. Ante los infortunados comentarios realizados en días pasados, he decidido retirarme de las labores que venía desempeñando en el área de televisión de la Presidencia», publicó en su cuenta de Twitter.

Esta no es la primera gran polémica de funcionarios gubernamentales en las redes sociales, pues anteriormente, Gloria Ortiz, una militante del uribismo que sonó para ocupar la dirección de la Unidad Nacional de Protección, tuiteó contra el partido de las Farc y el proceso de paz, lo que hizo que no obtuviera el cargo.

Otro caso, sucedió con el Centro Nacional de Memoria Histórica, donde los posibles candidatos para obtener su dirección fueron desacreditados debido a su opinión insultante hacia la procedencia de las víctimas del conflicto armado en Colombia.

Nubia Stella Martínez, directora del Centro Democrático, escribió trinos insultantes hacia la periodista Vicky Dávila, a quien llamó “rata petrista” a través de su cuenta oficial. Después se disculpó señalando que habría sido un community manager quien habría tuiteado.

En la Superintendencia de Notariado y Registro, salió un funcionario de comunicaciones luego de publicar tuits insultantes contra los periodistas Daniel Coronel y  Julián Martínez a quienes acusó de mafiosos.

Etiquetas