BolívarRegión Caribe

Procurador pide a la Alcaldía de Cartagena rápida resolución de litigio por construcción de Edificio Aquarela

En el proceso policivo que se adelanta por la construcción del Edificio Aquarela, técnicos del Distrito solicitaron un plazo adicional para entregar el informe final.

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, calificó de inaudita la actitud asumida por la alcaldía de Cartagena, que en un año no ha permitido avanzar el proceso policivo que busca la recuperación del espacio público y la protección del patrimonio histórico, amenazado por la construcción del Edificio Aquarela en inmediaciones de las murallas de La Heroica.

“Es inaudito que, casi un año después, la Alcaldía de Cartagena siga pidiendo prórrogas porque no tiene listos los informes”, sostuvo el jefe del Ministerio Público.

En el proceso policivo que se adelanta por la construcción del Edificio Aquarela, técnicos del Distrito Turístico solicitaron un plazo adicional para entregar el informe final sobre el resultado de la evaluación a los hallazgos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi y los aislamientos previstos por la obra, en el que deben identificar si se presenta detrimento al patrimonio público e histórico de la ciudad.

A pesar de que desde octubre de 2017, hace casi un año, la Alcaldía de Cartagena conocía este mandato, los técnicos pidieron dos días más de prórroga porque el informe “no estaba listo”, lo que llevó a que la audiencia fuera reprogramada para el miércoles 19 de septiembre.

Para la Procuraduría General, la Alcaldía, pese a las repercusiones culturales, económicas y sociales que este caso implica, dejó pasar un año sin hacer pronunciamientos de fondo, lo que ha facilitado una peligrosa dilación en el caso.

Paralelo a este proceso, el Ministerio Público ha mantenido un papel activo en el proceso que adelanta la Sección Cuarta del Consejo de Estado sobre la legalidad de las medidas cautelares que mantienen suspendida la construcción del Edificio Aquarela, un proyecto de vivienda para más de 900 familias, en inmediaciones del fuerte de San Felipe de Barajas.