TendenciasVirales

Médicos advierten sobre publicaciones “peligrosamente engañosas” que afirman que un ACV puede ser tratado con una aguja

Invitan a los usuarios a compartirlas y aseguran que su contenido “puede salvar vidas”.

Distintas publicaciones que circulan en las redes sociales al menos desde 2009 aseguran que pinchar con una aguja los dedos y las orejas de una persona que sufre los primeros síntomas de un accidente cerebrovascular (ACV) puede salvarle la vida. Pero aunque esto ha sido compartido más de 340.000 veces, es falso.

Especialistas en medicina occidental y oriental aseguraron a AFP que esta recomendación es infundada y peligrosa, ya que llevarla a la práctica puede hacer que la persona que sufre el ACV no reciba tratamiento médico a tiempo.

En Facebook circulan distintas publicaciones, algunas con imágenes, otras con video, o incluso solo texto, que recomiendan usar una aguja para tratar a quien sufre los primeros síntomas de un ACV: “Lo primero [es] sangrar, con ello bajar la presión de la sangre en el cerebro, por eso, pincha con una aguja las yemas de los dedos, los lóbulos de las orejas”. Entradas similares también se encuentran en Twitter.

Las publicaciones invitan a los usuarios a compartirlas y aseguran que su contenido “puede salvar vidas”.

Uno de los videos que se viralizó recomienda el siguiente método para tratar a alguien que sufre un ACV: “Coloca la aguja sobre el fuego para esterilizarla y luego pincha las puntas de los 10 dedos de la persona (…) pinchalos de manera que la sangre fluya (…) Luego de que los 10 dedos sangren, espera 5 minutos y verás cómo la persona recobra el conocimiento”.

Captura de pantalla realizada el 15 de agosto de 2019 de una de las publicaciones en Facebook.Estas versiones sobre el uso de una aguja para tratar un ACV circulan en Facebook al menos desde 2012, en distintos formatos. En Twitter, la entrada más antigua encontrada data de 2010 y hace referencia a una publicación en la plataforma Linkedin Slideshares de 2009. Textos parecidos también fueron difundidos en algunos portales.

Publicaciones similares circulan además en portugués, en francés y en inglés.

El origen de estas entradas en redes sociales se remonta a 2006, cuando versiones semejantes comenzaron a circular por correo electrónico, como en su momento reportó The New York Times. Más de una década después, los usuarios siguen compartiendo esta desinformación sobre cómo tratar un accidente cerebro vascular, una repentina interrupción del flujo de sangre a un área del cerebro que puede ser fatal o dejar a la víctima con serias discapacidades.

Buscar ayuda médica urgente

El neurólogo Dilraj Singh Sokhi, jefe del Departamento de ACV del Hospital Universitario Aga Khan, en Nairobi, Kenia, dijo al equipo de verificación de la AFP que el método recomendado en las publicaciones virales es “peligrosamente engañoso” y que puede demorar la atención médica capaz de salvar vidas.

“El tiempo es oro”, dijo Sokhi a la AFP en una entrevista en el hospital. “Durante un ACV repentino, por cada minuto que pasa mueren un millón de células nerviosas en el cerebro. Sabemos que cuanto antes [la persona] llegue a un centro de salud adecuado, mejor será el resultado, ya que el tratamiento que podemos proporcionar solo puede ser administrado dentro de las primeras horas del accidente cerebrovascular”.

Sokhi advirtió que la técnica de la aguja recomendada en las publicaciones virales podría ser peligrosa en sí misma. “El dolor experimentado por las lesiones en estas partes tan sensibles del cuerpo puede ocasionar que la presión arterial del paciente aumente y empeore el ACV. Además, si las agujas no son estériles, hay riesgo de transmisión de infecciones”, sostuvo.

Tampoco está recomendado por la medicina china

Algunas publicaciones atribuían estos consejos a las prácticas propias de la medicina china. Wendy Wong, practicante registrada de medicina china y profesora asistente de la Universidad de Hong Kong, dijo a la AFP que las publicaciones contenían una interpretación engañosa de las técnicas de acupuntura utilizadas en la medicina tradicional china.

“En el sistema nacional de salud chino, en un hospital de medicina china, se usa acupuntura junto con la medicina occidental para un ACV agudo”, explicó Wong en un correo electrónico. Esto se aplica a diferentes partes del cuerpo, “desde las extremidades hasta el tronco”, dependiendo de la naturaleza del ACV.

“Se recomienda que [las personas] hagan una consulta o busquen ayuda de forma inmediata por parte de un doctor de medicina occidental, ya que distintos países tienen distintas regulaciones de la medicina china”, sostuvo Wong.

Al igual que Sokhi, la especialista destacó la importancia de consultar primero a un médico profesional en caso de detectar un ACV.

¿Cómo reconocer un ACV?

Sokhi describió las publicaciones en las redes como “un total disparate”.

“Es importante que el público en general entienda cuáles son los síntomas de un ACV agudo”, expresó. El especialista se refirió al método denominado FAST  por las siglas en inglés de las palabras cara, brazos, habla y tiempo, todos aspectos a considerar.

Este sistema es utilizado por los servicios de emergencia como la Cruz Roja con el objetivo de ayudar al pronto reconocimiento de los síntomas del ACV y recomienda seguir los siguientes pasos:

Cara: Pídale a la persona que sonría, ¿un lado de la cara se le cae, babea?

Brazos: Pídale a la persona que levante sus brazos, ¿se le dificulta mantener ambos brazos en el aire?

Habla: Pídale a la persona que repita una frase sencilla, ¿arrastra las palabras o es rara su habla?

Tiempo: Si respondió afirmativamente a cualquiera de estas preguntas, es tiempo de llamar al servicio de emergencia para que la persona sea llevada a un hospital de forma urgente.

De acuerdo con la Organización Mundial de Accidentes Cerebrovasculares (WSO), los ACV son la segunda causa de muerte entre las personas mayores de 60 años alrededor del mundo, y la quinta en personas de entre 15 y 59 años. Una de cada seis personas en el mundo tendrá un derrame cerebral en algún momento de su vida.

La falsedad de estas publicaciones también fue revelada por los verificadores de Chequeado, en Argentina, y Maldito Bulo, en España. Las versiones en inglés fueron verificadas por el equipo de Africa Check y, en francés, por 20 Minutes.

En conclusión, de acuerdo con los médicos consultados por la AFP, las publicaciones que aseguran que se puede salvar a una víctima de un ACV pinchando sus dedos y sus orejas con una aguja son engañosas y peligrosas.

Etiquetas