País

Los patrones de las esmeraldas piden pista en la JEP

Los esmeralderos de Boyacá, que protagonizaron la ‘Guerra verde’, se consideran también parte del conflicto armado en Colombia, y dicen que tienen mucho que contar.

Los esmeralderos, que en los años 60, 70 y 80 se constituyeron en un agente generador de violencia en Colombia, en la sangrieta ‘Guerra verde’ por el manejo de las minas de la piedra en Boyacá; y que luego se mezclaron con bandas de narcotraficantes y grupos paramilitares; creen ahora que también tienen mucho que contar, y por ello están pidiendo pista para aterrizar en la JEP (Justicia Especial para la Paz).

Los patrones de las gemas, Omar Josué Rincón Castillo, extraditado en 2018 y preso en Miami; y sus hermanos Pedro Nel, alias Pedro Orejas; y Gilberto Rincón Castillo, enviaron una petición a la juez 45 Penal del Circuito de Bogotá para que remita sus procesos a la JEP, con miras de ser admitidos en esta justicia transicional surgida de los acuerdos de paz del Gobierno y la entonces guerrilla de las Farc.

El objetivo de la solicitud de los hermanos Rincón es contar en calidad de “terceros involucrados en el conflicto”, cómo fue la filtración de paramilitares, narcotraficantes y la entonces guerrilla de las Farc en el control de la explotación y comercialización del millonario negocio de las esmeraldas, que solo en 2016 dejó utilidades del orden de los 100 millones de dólares, por 280  mil quilates que se exportaron de la piedra.

El mencionado coctel de bandos violentos involucrados en estas disputas, dejó en esa región del occidente de Boyacá, aproximadamente 4 mil muertos.

Las declaraciones de los Rincón podrían, incluso, involucrar a políticos, industriales, ganaderos, y otros hombres de negocio de la zona.

Obviamente, lo que cuenten y contribuya a esclarecer la verdad y la reparación de víctimas, les podría representar beneficios jurídicos como la misma puesta en libertad.

Uno de estos favorecidos tal vez sería Pedro Nel Rincón Castillo,’Pedro Orejas’, quien purga una condena de 24 años de cárcel por homicidio.

Los hermanos Rincón Castillo fueron célebres por sostener un cruento enfrentamiento con el llamado ‘zar de las esmeraldas’, el todopoderoso y temible Víctor Carranza, quien tras sobrevivir a varios atentados a bala y con explosivos, murió tranquilo en una cama rodeado de su familia.

Ahora le toca al Juzgado 45 Penal del Circuito de Bogotá evaluar los alcances de la petición del clan de los patrones de las esmeraldas, y si  podrían ser cobijados por la Justicia Especial para la Paz. Toda una papa caliente.

Etiquetas