DeportesFútbol colombianoHora Tiburona

“Junior tiene una papaya grande de conseguir dos títulos”: Oswaldo Mackenzie

El autor del gol que le dio la tercera estrella al equipo tiburón en 1993 confía en Julio Comesaña y sus dirigidos.

Del botín zurdo de Oswaldo Mackenzie salió el remate para el gol que le dio al Junior la tercera estrella en 1993. El ‘Nene’ también estuvo presente en aquella semifinal de Copa Libertadores de 1994 que el equipo barranquillero perdió en la tanda de penales ante Vélez Sarsfield, donde él hizo efectivo su cobro y festejó con desparpajo, lo que originó la molestia de los jugadores contrarios, especialmente del portero paraguayo José Luis Chilavert.

Esta clase de partidos como el que Junior va a jugar este miércoles ante Atlético Paranaense, Mackenzie los vive de una manera especial, quizá porque eran los que a él lo motivaban cuando era futbolista activo. Una muestra fue aquel célebre encuentro ante el América, en el 93, en el que fue titular contra todos los pronósticos (reemplazó a Héctor Méndez) y terminó marcando el gol que le dio el título a la divisa rojiblanca.

Este miércoles, desde Medellín, donde reside, Mackenzie le hará fuerza al equipo de sus amores para que dé el primer paso hacia su primer título internacional. Sabe que será un partido duro para Junior, pero confía en la calidad de sus jugadores y en la experiencia en el banco de Julio Comesaña para sacarlo adelante.

“Al Junior lo veo bastante motivado, son dos finales que tiene, nadie se encuentra con eso todos los días, lo que uno palpita es que hay buen ambiente dentro del grupo y eso es importante, la unión dentro y fuera de la cancha”, comenta Mackenzie, a quien le gusta que esta nueva posibilidad de consagración del equipo rojiblanco sea bajo el mando de Comesaña.

“El profe ha perdido dos o tres finales, pero Dios le ha dado nuevamente la oportunidad. Como exjugador del Junior quiero decirles que tienen esa posibilidad de quedar dentro de la historia del equipo, porque los jugadores pasan y las instituciones quedan, pero si tú pasas y haces historia vas a estar marcado de por vida. El fútbol es así, a veces te da revancha, tuvieron que pasar 24 años para que Junior pasara a una final porque nosotros tuvimos la oportunidad de hacer historia y llegar a una final de Copa Libertadores, lástima por un penal, pero hoy en día Junior tiene esa posibilidad en la Sudamericana, que también es importante. Los jugadores deben ser conscientes de que si obtienen este título van a estar en la historia del Junior y en su vida personal y futbolística, donde quiera que vayan, van a llevar ese título internacional”.

Mackenzie recuerda que el año pasado Junior estuvo cerca de alcanzar la final de la Copa Sudamericana, pero fue eliminado por Flamengo. Esa experiencia vivida cree que será beneficiosa para los que salten a la cancha a jugar contra Paranaense porque ya saben cómo jugar esta clase de partidos.

Sobre las ausencias de Teófilo Gutiérrez y Gabriel Fuentes, si bien reconoce que son lamentables, opina que en el plantel hay con quien reemplazarlos. “Cualquiera de los muchachos que está ahí también están preparados y esperando su oportunidad, ojalá que la sepan aprovechar, es una papaya buena a pesar de que nadie quiere lo malo para el compañero. Ahí hay muchachos de mucha experiencia y otros que han ganado cosas importantes como Luis Carlos Ruiz y Yony González. Vamos a ver con quién se la juega el profe”.

Mackenzie reconoce que, como hincha, se desespera viendo esta clase de partidos. Le gustaría estar metido en la cancha, pero a la vez se tranquiliza porque se da cuenta que en Junior hay jugadores que saben manejar los ritmos de los partidos, producto de la experiencia que les ha dado jugar esta clase de torneos.

“Junior, con Alexis Mendoza y con Giovanni Hernández, estuvo vivo en los tres torneos (Liga, Sudamericana y Copa), pero nada más obtuvo uno. Toda esa experiencia sirve para que en esta oportunidad le apunten a las dos. Contra el Medellín es una revancha, ya que le quitó el título a Junior hace dos años, esta es una papaya grande para ellos y dos estrellas en un año sería lo más bacano y lo más bonito que le podría pasar al Junior y a la gente de Barranquilla”.

Mackenzie, que jugó en Junior de 1990 a 1997, con un breve paso en 1992 por el Real Cartagena, volvió en 2002 y 2008, año en que el equipo tiburón se salvó del descenso, no se guarda elogios para Jarlan Barrera, a quien le ve muchas similitudes en su fútbol.

“Jarlan tiene mucha calidad y tiene para dar mucho más. Ese pelao va a llegar a la Selección porque se ha esmerado y aparte tiene un tío que le exige, que no lo deja acomodar. El mensaje que constantemente le está dando por fuera de la cancha el ‘Pibe’ le llega, por eso está dando de qué hablar y va a dar de qué hablar mucho más porque como siga jugando así va a ser internacional. Tiene una chispa muy parecida a la mía, los zurdos son muy calidosos y el pelao tiene un guante en esa zurda, tiene pase gol, tiene gol, tiene tiro libre, de pronto le falta esos cambios de frente que yo tenía de sorpresa, pero no tiene nada que envidiarle a ningún jugador. Cada uno tiene su estilo, pero él tiene ese talento que le dio Dios y tiene que saberlo aprovechar porque puede dar más y téngalo por seguro que él va a ayudar a Junior para ganar estos dos títulos”.

Etiquetas

Manuel Ortega Ponce

Comunicador social-periodista egresado de la Universidad Autónoma del Caribe. Toda una vida ligada al deporte y a la información que este genera.