Judiciales

¡Hombre se niega a parar la farra carnavalera y su hijo le quita la vida!

El parricidio ocurrió en Luruaco la madrugada de este Martes de Carnaval.

“Tía Matilde, tuve un problema con mi papá y creo que está muerto. Lo degollé. Me voy a entregar a la Policía”.

En una llamada telefónica, Emilio José Tatis Figueroa le confesó a su tía materna Matilde Figueroa Herrera que había asesinado a su propio padre Emilio Manuel Tatis Berrío, de 64 años, cortándole el cuello con un cuchillo.

El parricidio se perpetró en la calle 17 No. 7 – 77, barrio El Progreso, de Luruaco, a las 12:20 de la madrugada de este Martes de Carnaval.

Un miembro de la familia contó a Hora 7/24 que Emilio padre llevaba más de 24 horas ingiriendo licor, no había dormido nada y a las 7 de la noche se molestó con su hijo mayor porque este se negaba a tomarse unos tragos junto con él.

La negativa del hijo obedecía, según el pariente, a que los dos se dedicaban al negocio de prestar dinero y tenían elementos de valor en su casa, que podían hurtarles si ambos se embriagaban.

No obstante, después de tanta insistencia, asegura el familiar, Emilio José aceptó y se sentó con su padre y unos vecinos en la terraza de su casa.

“Con el pasar de las horas todos comenzaron a irse y se quedaron padre e hijo solos. Emilio José le dijo a su papá que ya era hora de guardar el equipo de sonido y que si quería continuara tomando adentro. Pero Emilio Manuel se molestó y comenzó a forcejear con su hijo para que no guardara los parlantes”, siguió relatando el familiar.

Como pudo, Emilio José guardó el equipo de sonido, todo lo que se encontraba en la terraza y cerró la reja. Esto ofuscó al progenitor que con un objeto de hierro casi descalabra a su hijo, pero este logró esquivarlo a tiempo.

Corrió a la cocina y se armó con un cuchillo, mientras su papá seguía blandiendo el objeto contundente y amenazaba con pegarle si no lo dejaba seguir ingiriendo licor en la terraza.

“En ese momento vuelven a forcejear y Emilio José le corta el cuello a su papá, causándole la muerte casi que de forma inmediata”, dijo el pariente.

Al ver a su papá que yacía sin vida en la sala de su casa, Emilio José llamó a su tía Matilde Figueroa y le contó lo ocurrido. Luego, llamó al 123 de la Policía y se entregó de manera voluntaria.

En este momento se encuentra detenido en la Estación de Policía de Sabanalarga y este Miércoles de Ceniza será presentado en audiencia ante un juez de control de garantías, en el Palacio de Justicia de ese municipio, por haber asesinado a su propio padre.

Emilio José Tatis Figueroa tiene 40 años y es natural de Luruaco. Su padre Emilio Manuel Tatis Berrío era natural de Zambrano (Bolívar), pero se fue a vivir a este pueblo atlanticense desde los 14 años.

Tuvo dos hijos más, pero vivía solo con Emilio José. Ese mismo que de la insistencia, pasó a la impotencia y enceguecido acabó con la vida de su papá.

Etiquetas

Amylkar Alvear Ariza

Comunicador Social - Periodista de la Universidad Autónoma del Caribe. Actualmente cursando una especialización en Gerencia de la Comunicación Organizacional. Con amplia experiencia en distintos medios de la Costa Caribe. ¡Sediento de la información en primicia y dispuesto a revelar con detalles lo que es noticia!