Deportes

Gaviria acarició la victoria en el Giro; ‘Superman’, cuarto en la general

El alemán Pascal Ackermann ganó la quinta etapa y el esloveno Primoz Roglic mantuvo la maglia rosa.

El velocista alemán Pascal Ackermann se impuso en el esprint al colombiano Fernando Gaviria y logró su segunda victoria de etapa en la presente edición del Giro de Italia, este miércoles en Terracina (centro).

Tras una jornada de 140 km marcada por la lluvia, que obligó a neutralizar los últimos 9 km de la etapa, y por el abandono del holandés Tom Dumoulin, uno de los aspirantes al triunfo final que había sufrido una fuerte caída en la víspera, el esloveno Primoz Roglic mantuvo la maglia rosa de líder de la prueba.

El también colombiano Miguel Ángel López (Astana) es cuarto en la general a 39 segundos de Roglic.

En un esprint lanzado en el último kilómetro por el Deceuninck, el equipo del campeón de Italia Elia Viviani, Gaviria atacó a 250 metros para la meta y solo Ackermann aguantó la rueda del colombiano, para superarle por escaso margen en la misma línea de llegada.

«Me sentí cansado al llegar al circuito final como consecuencia de todo este agua y el frío. Di el máximo y casi lo logré», declaró Gaviria, ganador de la etapa del lunes.

«Tuve que esprintar dos veces. Tuve que frenar a 250 metros, pero afortunadamente Gaviria me metió en el esprint. Al final aún me quedaba fuerza», se felicitó por su parte Ackermann, que viste el maillot de líder de la clasificación por puntos.

El francés Arnaud Démare fue tercero y el australiano Caleb Ewan cuarto, mientras que Viviani quedó cerrado en los últimos metros y no pudo disputar los puestos de honor.

Es la segunda victoria de etapa en este Giro para Ackermann, tras la lograda en la segunda jornada con final en Fucecchio el pasado domingo.

El velocista alemán, que participa a sus 25 años en su primer Giro de Italia, logra su quinto triunfo de la temporada.

Los tiempos de la etapa se tomaron al primer paso por meta, a 9,2 km para el final después de dar una vuelta a un circuito urbano, después de la decisión de los comisarios de neutralizar la etapa por la fuerte lluvia que caía en el tramo final de la etapa.

El belga Louis Vervaeke, último superviviente de la escapada del día, fue cazado por el pelotón a 23 km de la llegada.

– Retirada de Dumoulin –

El holandés Tom Dumoulin, visiblemente dañado en su rodilla izquierda tras la caída sufrida el martes, trató de tomar la salida en Frascati, pero finalmente renunció a continuar en carrera.

«En el calentamiento todavía iba bien. Pero cuando me he puesto de pie para pedalear, mi rodilla me dolía mucho. Traté de rodar sentado y tampoco funcionaba», explicó el ganador del Giro en 2017 y segundo en el Giro y Tour de 2018.

«Para mí es terrible. Meses y semanas de preparación para este Giro y en un momento todo se acaba. No sé hasta qué punto es grave la lesión. Sólo sabemos que no tengo nada roto y que la rodilla estará probablemente hinchada durante unos días», añadió apesadumbrado el ciclista neerlandés.

La retirada de Dumoulin priva al Giro de una de sus grandes estrellas y uno de los principales rivales de Roglic, que cuenta con una ventaja de 35 segundos sobre su primer perseguidor, el británico Simon Yates.

Es la mayor diferencia entre los dos primeros clasificados tras sólo cinco etapas disputadas desde el suizo Tony Rominger en 1995. Otro punto en común con aquella edición es el mal tiempo que ha perseguido hasta ahora a los corredores.

El jueves se disputará la sexta etapa, la más meridional y una de las más largas de la presente edición de la carrera rosa, con 238 km entre Cassino y San Giovanni Rotondo, finalizando con la subida a la Coppa Casarinelle, de 15 km de ascenso a un desnivel del 4,4% de media, aunque la cima está a casi 20 km de la meta.

AFP

Etiquetas