Mundo

Expresidente de Perú, Alan García muere tras dispararse en la cabeza antes de ser arrestado

Alrededor de 27 médicos estuvieron en quirófano tratando de salvarle la vida al exmandatario.

El expresidente de Perú, Alan García, falleció tras dispararse en su vivienda momentos antes de ser detenido este miércoles por la policía judicial en un caso vinculado al escándalo Odebrecht.

El hospital indicó que García, de 69 años, tenía “una herida de bala en la cabeza” y estaba siendo operado. “El paciente ingresó al hospital con diagnostico de impacto de bala, entrada y salida en la cabeza. La situación era muy crítica y muy grave”, acotó la ministra de Salud.

García, expresidente de Perú entre 1985-90 y 2006-2011, fue detenido en su vivienda del limeño distrito residencial de Miraflores hacia las 6h30 locales (11H30 GMT).

La policía presentó una orden de detención preliminar judicial hasta por el plazo de 10 días por la presunta comisión del delito de lavado de activos en un caso vinculado al escándalo LavaJato/Odebrecht que investiga una fiscalía especializada.

El ministro del Interior, Carlos Morán, ofreció detalles del intento de suicidio de García ocurrido cuando la policía judicial ingresó a detenerlo a su domicilio.

“Ingresó a su habitación y cerró la puerta, a los pocos minutos se escuchó el disparo de un arma de fuego y (la policía) lo encontró en posición de sentado con una herida en la cabeza”, refirió el ministro Morán durante una conferencia de prensa.

“De inmmediato se le trasladó al hospital y se suspendió la diligencia (judicial)”, agregó el funcionario.

El intento de suicidio de García sorprendió porque el exgobernante había reiterado su inocencia a los cargos que le atribuye la fiscalía, así como su disposición a colaborar con las investigaciones.