Judiciales

En video | Supuesto domiciliario asesina a empleada doméstica en el norte de Barranquilla

Los hechos ocurrieron en el barrio Limoncito. Le propinó un disparo en el abdomen.

Un empleado domiciliario aparentemente de la empresa Rappi, llegó hasta una vivienda del barrio Limoncito, carrera 75 #86B – 86, norte de Barranquilla, supuestamente para entregar un pedido; sin embargo, cuando la empleada doméstica de la vivienda llega a atenderlo y recibe una caja que le entrega el sujeto, este intenta entrar al jardín de manera violenta. La mujer reacciona tratando de evitar que el hombre ingrese y se produce un forcejeo.

En esa especie de cuerpo a cuerpo el tipo desenfunda un arma de fuego y le da un disparo a quemarropa en el abdomen a la mujer, que cae entre las matas. El asesino huye a toda carrera, pero resbala y se levanta rápidamente para no dejar rastro. Los hechos ocurrieron a las 2:45 de la tarde de este viernes.

Miembros de la Sijín en la vivienda donde trabaja la víctima. Foto: Juan Pablo Mercado.

Las personas que estaban en la vivienda trasladaron a la mujer hasta el Hospital Niño Jesús donde se produjo su deceso.

La víctima fue identificada como Angélica María Ruiz Vélez, de 57 años.

Al tiempo que tratan de dar con el paradero del supuesto domiciliario que asesinó de un balazo a la mujer en el barrio Limoncito, las autoridades judiciales que investigan el caso intentan establecer si el individuo llegó a robar o a matar directamente a la mujer.

Esta es la bicicleta que utilizó el asesino para llegar a la casa de la víctima, al fondo el maletín de Rappi que abandonó. Foto: Juan Pablo Mercado.

Las imágenes que muestra una cámara de seguridad de la vivienda donde se perpetró el crimen, revelan un diálogo entre el sujeto y la víctima, aparentemente cordial.

Este logra ingresar al jardín de la casa y tras un pequeño forcejeo le dispara y huye abandonando el equipo de carga y la bicicleta en que llegó. La mujer intenta reincorporarse pero las fuerzas le fallan.

Las imágenes no muestran si el asesino despojó de algún bien a su víctima. El sujeto es alto, algo robusto y llevaba una gorra salmón, de las que utilizan los empleados de la mencionada Rappi.

La Policía Metropolitana busca al homicida y ofrecen una recompensa de hasta 2 millones de pesos, para quien brinde información que permita la capturar del asesino.

Etiquetas