País

En video | No aparece registro de Adriana Torres como monja

Se trata de la religiosa que el día de la indagatoria a Uribe acaparó la atención de los medios, por la defensa vehemente del expresidente.

Toda una confusión se presenta ahora alrededor del nombre de Adriana Torres, la monja que en hábitos religiosos y megáfono en mano fue blanco de la atención de los medios, al emprender una impetuosa y apasionada defensa del expresidente Álvaro Uribe cuando este asistía el martes pasado a diligencia de indagatoria ante la Corte, que lo procesa por los delitos de soborno y fraude procesal en un caso de presunta manipulación y presiones a testigos.

La religiosa, que manejó un lenguaje encendido, fogoso, a favor del congresista del Centro Democrático, afirmó pertenecer a la congregación Misioneras Carmelitas, pero algunos periodistas confundieron el nombre y reseñaron en sus reportes como Carmelitas Misioneras, que es otro colectivo, lo que generó confusión en los círculos religiosos, algunos de los cuales no vieron con buenos ojos la actitud que asumió Torres.

“Ese grupo nació recientemente (Misioneras Carmelitas), lo conocí en un viaje en los 90 al Ecuador y no sabemos de su existencia en Colombia», declaró al diario El Tiempo de Bogotá Ángela Gómez Martínez, hermana superior provincial de las Carmelitas Misioneras en Colombia.

La religiosa agregó que la confusión de las identidades de las comunidades les ha traído problemas y cuestionamientos.

Incluso desde Roma (Italia), donde está la sede principal de la comunidad, se comunicaron con ellas para averiguar sobre Adriana Torres.

“Como ustedes (laicos o no religiosos), somos libres de pensar en la política como nos parezca, lo que no está bien como Iglesia es que salgamos a hacer proselitismo en la actitud que tuvo la hermana el martes», declaró por su parte también al mismo diario capitalino Marta Escobar Mejía, secretaria de la Conferencia de Religiosos de Colombia, y perteneciente a las Misioneras Carmelitas.

Escobar declaró igualmente que Adriana Torres no figura en la lista de las más de 300 congregaciones que aparecen registradas en la Conferencia de Religiosos de Colombia.

No obstante, Ángela Gómez explicó por su parte que tal vez Torres hace parte de alguna comunidad que no figura en la inscripción de la Conferencia de Religiosas, como suele suceder con varias.

“La congregación de la hermana Adriana Torres debe ser de derecho diocesano y por eso no está registrada”, agregó la autoridad religiosa.

Adriana Torres sostuvo que está vinculada a una diócesis de Antioquia, y desarrolla su servicio en el nororiente de Medellín.

Reconoció que milita en el Centro Democrático y en el grupo Tendencia, que se encarga de apoyar a mujeres cabezas de hogar, a violentadas y desplazadas.

«Yo vine a Bogotá con el fin de orar por el senador, orar por su bienestar y sobre todo orar por los violentos del país. A mí no me pagaron nada, Colombia no merece más violencia y no hay que hacer tanta algarabía por la citación de Uribe», declaró a los medios la hermana Torres cuando transcurría el martes la indagatoria a Uribe.

“¡Que viva el sagrado Álvaro Uribe!”, “¿Por qué lo persiguen? ¡Que viva el presidente Álvaro Uribe!” y “Álvaro Uribe está con el señor Jesús”, fueron algunas de las arengas que con rostro descompuesto vociferaba a todo pulmón y amplificada por el megáfono la hermana Adriana Torres.

Etiquetas