DeportesFútbol colombianoHora Tiburona

En video | El ‘Bailo como Narváez’ vuelve a estar de moda

El volante del Junior volvió a acaparar portadas con su festejo del gol contra Nacional.

La primera vez que Luis Narváez festejó bailando champeta fue en Medellín, contra Nacional, en las semifinales de la Liga I de 2016. En aquella ocasión, el volante barranquillero acertó su cobro en la definición desde los doce pasos y contribuyó para que Junior accediera a la final de ese torneo.

La imagen del baile amacizado de Narváez se volvió viral en redes sociales y dio origen a toda clase de memes. El domingo pasado tuvo nuevamente la posibilidad de patear una pena máxima y, luego de convertirla, aprovechó para celebrar con su ya tradicional baile.

Narváez aclaró que su festejo no tenía dedicatoria especial para nadie, simplemente fue su forma de expresar su alegría por el gol y la victoria de Junior en una plaza siempre difícil.

“Fue para mis compañeros, para todos los hinchas del Junior, como soy hincha de este equipo le ganamos a Nacional y eso es un plus porque sabemos la rivalidad que hay siempre entre los dos equipos. Estos partidos son clase aparte y nosotros lo queríamos ganar y afortunadamente fue así”, afirmó el veterano volante juniorista.

Aunque al momento de cobrar la pena máxima en la cancha estaba Luis Sandoval, quien marcó desde los doce pasos contra Unión Magdalena y Equidad, Narváez dijo que él tenía la primera opción de patear.

“La primera opción era yo en el momento, el profe me había dicho, lo pateé porque tenía ganas y más que era Nacional y nos dio tres puntos que nos ponen quintos”.

Siempre dice que se sintió seguro porque no era la primera vez que vivía una situación igual en Medellín contra Atlético Nacional.

“Ya me han tocado dos finales en Medellín y estaba el estadio mucho más lleno, afortunadamente ha entrado la pelota, esta vez no le pegué bien, pero entró, que es lo importante. Son tres puntos vitales para nosotros, lo importante es la confianza que te tengas y la personalidad que se debe tener en esos instantes de coger la pelota y patear”.

Narváez ya piensa en el próximo rival, el Deportivo Cali, que viene de ganarle el clásico a su tradicional rival (América) y que en cuartos de final de la Copa Colombia eliminó a Junior

“Sabemos que es un equipo difícil, pero aquí tiene rato que no gana. Nosotros aquí somos fuertes y lo respetamos como a todo equipo que viene a Barranquilla, pero estamos de local y tenemos que imponernos con nuestro fútbol, respetando al rival, como siempre, pero nosotros tenemos que demostrar que tenemos un gran equipo, que estamos de local y sacar los tres puntos”.

Narváez ve bien a Junior de cara a la recta final de la Liga. Siente que el grupo de jugadores está comprometido y con deseos de darle una nueva alegría a la hinchada.

“Nosotros siempre tenemos la mentalidad de ganar todos los partidos, por ahí no veníamos jugando bien, muchos cambios, compañeros nuevos, el profe hacía rotaciones en la nómina buscando un equipo que le diera más confianza, pero hoy a los compañeros los veo mejor, cada uno cuando entra está aportando su grano de arena y eso es lo importante, de que en la recta final todos estemos caminando para el mismo lado y eso nos pone felices”.

Narváez, como sus compañeros, quiere volver a tener una navidad feliz como la del año pasado y por ello recomienda a todos, equipo e hinchada, manejar un perfil bajo.

“No somos ni los mejores ni los peores, venimos de a poquito, hay que meternos en los ocho y en las finales se verá. Ahora queremos clasificar y darle una alegría a la hinchada, de que se vea en los ocho y pueda disfrutar otra final”.

Etiquetas

Manuel Ortega Ponce

Comunicador social-periodista egresado de la Universidad Autónoma del Caribe. Toda una vida ligada al deporte y a la información que este genera.