Judiciales

En video | ¡Alias ‘el Lobo Feroz’, presunto violador de 276 niños, ya está en Bogotá!

Agentes de la Interpol y la Sijín lo custodiaron a su llegada a la capital del país.

Custodiado férreamente por agentes de la Interpol y la Sijín arribó en las últimas horas a la capital del país Juan Carlos Sánchez Latorre, señalado de violar a 276 menores de edad en todo el país, en especial en la costa Caribe colombiana.

Cabe recordar que mediante sentencia del 7 de junio de 2018, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela declaró procedente la solicitud de extradición, realizada por la Fiscalía General de la Nación.

Un fiscal seccional de Bogotá adscrito a la Unidad de Delitos contra la Libertad, Integridad y Formación Sexual presentará a alias el ‘Lobo Feroz’ en audiencias de control de garantías y le imputará cargos por acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, pornografía infantil con persona menor de 18 años y actos sexuales abusivos con menor de 14 años.

De acuerdo con el material probatorio recopilado en las investigaciones, Sánchez Latorre presuntamente realizaba videos de contenido sexual con niños y adolescentes, y los compartía en internet.

Asimismo, en la verificación de sus conversaciones por correo electrónico se constató el tipo de vejámenes a los que sometía a sus víctimas. En este momento, el fiscal de conocimiento tiene indicios sobre hechos en los que estaría involucrado alias ‘el Lobo Feroz’, que relacionan a 276 víctimas menores de edad.

Adicionalmente, un fiscal de la Unidad de Vida de la seccional Atlántico acusó a Sánchez Latorre por el abuso sexual de un niño, ocurrido en un centro comercial de la ciudad. El proceso está en etapa de juzgamiento.

En los casos conocidos por la Fiscalía se ha establecido que el señalado abusador sexual frecuentaba las salas de juegos de los centros comerciales en el norte de Barranquilla, abordaba a los menores de edad y les ofrecía dinero para llevarlos a sitios específicos en los que realizaba actos sexuales, les mostraba videos y fotografías de contenido pornográfico infantil.