MúsicaTendencias

“El que no haya perdido un hijo que me pregunte a mí para yo explicárselo”

Patricia Acosta, madre de Martín Elías, al cumplirse un año de la fatídica muerte de su hijo.

El 14 de abril de 2017 el país musical lloró la muerte de un joven de 26 años, alegre, humilde, noble, pero sobre todo talentoso. ‘El Gran Martín Elías’, como lo nombró su papá, Diomedes Díaz, uno de los más grandes del vallenato, como si ya hubiese tenido el presagio de la gran huella que el menor de sus hijos del matrimonio con Patricia Acosta dejaría.

“Yo estaba muy bloqueada, llegué al punto de no acordarme de nada, por eso decidí entrar a un tratamiento médico”, dijo la mujer que trajo al mundo a Díaz Acosta,ñ.

Patricia no está concediendo entrevistas a los medios de comunicación, pues según recomendaciones médicas, hablar acerca de todo lo vivido con Martín la hace retroceder en ese duro proceso que ha sido afrontar la muerte de su hijo.

Sin embargo, Hora 724 pudo hablar un poco con Patricia Acosta, quien contó los difíciles momentos que ha vivido durante este año sin el menor de sus hijos.

“El cabo de un año de Martín es el 14 de abril y el 16 tengo que ir de inmediato a Bogotá porque sé que me voy a agravar más, porque yo sé que eso no lo voy a soportar, ese cabo de año, la misa y la gente encima de mí”. Así se refiere la madre de Martín con respecto a lo que sentirá vivir el día de hoy en los actos que han sido programados en homenaje a su hijo.

La musa inspiradora de la famosa canción de su exesposo Diomedes Díaz ‘La ventana marroncita’ dijo no considerarse una mujer fuerte .“De fuerte no tengo nada, soy muy débil como lo era mi hijo Martín Elías, él salió igualito a mí, él era muy débil, muy ingenuo, muy noble”. Es por esto que a estas alturas aún no logra tener la fuerza para entender la muerte de su hijo.

“Yo que lo parí, lo tuve 9 meses en mi barriga y que lo alimenté desde mi pecho ¿Yo puedo entender esa muerte? ¡No! no puedo, pueden pasar años y eternidades y moriré con ese dolor ahí dentro de mí”.

“En estos momentos ya estoy un poco más tranquila y le estoy pidiendo a Dios que me mande la fortaleza como me la ha dado hasta ahora”, contó Acosta, quien también se refirió a que por recomendaciones médicas trata de no frecuentar mucho el cementerio donde reposan los restos de su hijo. “El médico me quitó la ida al cementerio, porque iba y me tenían que traer de allá alguien que supiera manejar el carro, y me trajera a mi casa porque yo quedaba en un estado que no sabía ni dónde estaba, ni para dónde iba”.

Finalmente, Patricia contó que estas palabras que su médico le ha recomendado le han servido en la mejoría de su tratamiento. “El médico me dice: usted no tiene que pasar allá señora Patry, en ese lugar está es el cuerpo de Martín, el alma está junto a Dios, arrodíllese y órele a él para que le dé un mejor vivir a su hijito allá en la gloria”.

Tainny Torrado

Comunicadora Social – Periodista con énfasis en periodismo político económico. Profesional con sólidas competencias en el campo periodístico. Experiencia en relaciones publicas, trabajo social y manejo de eventos.