Judiciales

Alerta en autoridades por venta de sustancias psicoactivas a estudiantes

Fuera de peligro los cuatro menores de edad que consumieron Rivotril en colegio del barrio Montes.

Tanto la Policía como autoridades civiles de Barranquilla manifestaron preocupación por lo que puede ser la comercialización en planteles educativos de la ciudad de drogas psicoactivas sintéticas, que se pueden vender de manera legal y controlada; pero que están siendo consumidas para producir alteraciones de la conciencia, lo que coloquialmente se conoce como “una traba”.

Las alertas se dispararon tras el incidente de la tarde del martes en una institución educativa del barrio Montes, calle 27 con carrera 23, donde cuatro menores de edad (tres niñas y un niño, entre 12 y 14 años), estudiantes del plantel; resultaron intoxicados al ingerir el fármaco conocido en el mercado de los medicamentos como Rivotril.

La droga, cuya presentación comercial es en tabletas, fue triturada y disuelta en una gaseosa que los menores de edad consumieron en el periodo del recreo.

La versión inicial es que otro compañero de curso le suministro el potaje, pero se ignora si estos lo bebieron a conciencia o fueron engañados.

Sea como fuere, a las autoridades les llama la atención que este tipo de drogas esté circulando en el interior de los colegios y la estén manipulando menores, y lo peor, que la consuman.

El Rivotril es un medicamento de venta legal bajo estricta receta médica, y lo recomiendan para pacientes epilépticos adultos, y niños lactantes con este mismo síndrome de epilepsia.

Sin embargo, en el mundillo del narcotráfico le están dando esta aplicación para producir alteraciones, y la están comercializando cada vez más.

Los consumidores habituales la definen como una droga, “para relajarse o desconectarse. Para calmarte, para pasar el mal rato, para bajar. No te ayuda a conectarte y empezar a manosear a otros. El Rivotril es, más bien, para atajar la ansiedad y para que no te manosees tú”.

Su consumo produce una alteración del funcionamiento del sistema nervioso central, y es susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física, o ambas.

Sobre las sustancias psicoactivas la Organización Mundial de la Salud afirma que tienen la capacidad de modificar la conciencia, el estado de ánimo o los procesos de pensamiento de la persona que las consume.

Los cuatro estudiantes menores de edad intoxicados en el colegio del barrio Montes fueron atendidos en el Camino Simón Bolívar, y se encuentran ya hidratados fuera de peligro.

Etiquetas