Tendencias

En video | ¡Adiós, Joselito… hasta marzo de 2019!

La viuda Valeria Abuchaibe lloró la culminación del Carnaval.

Joselito se ha ido para renacer de las cenizas en marzo de 2019. El llanto desolador de sus viudas y de quienes se contagiaron por el espíritu carnavalero durante estos cuatro días de goce, marimondas, garabatos, monocucos y demás, acompañaron el recorrido que inició este martes a las 4 de la tarde por toda la carrera 54 con calle 59 hasta la Casa del Carnaval.

El cortejo fúnebre estuvo acompañado con música, maicena y cerveza en mano. Las viudas alegres, especialmente Valeria Abuchaibe Rosales, la reina de las Carnestolendas 2018, le dieron el último adiós a Jose, el personaje más carnavalero y sabrosón que volverá más rumbero y mujeriego el próximo Carnaval.

“Despidiendo un Carnaval extraordinario que superó todas mis expectativas. Agradecida con todo el cariño de la gente que a lo largo de estos cuatro días me han acompañado en cada evento y me han hecho sentir su cariño”; expresó la reina de las fiestas.

La soberana  lució un vestido llamado ‘Lágrimas de Pasión’, elaborado por estudiantes de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe.

Durante este encuentro, los otros hombres que siguieron el ejemplo de Joselito y murieron a causa de los excesos también fueron llorados por las viudas negras que los acompañaron a parrandear durante todo el Carnaval.

Con el entierro de Joselito culminaron cuatro días de jolgorio en Barranquilla, la ciudad que supo sobreponerse del terror y brindó alegría a los más de 70.000 turistas que seguramente volverán como ‘Jose’, dentro de 383 días para vivir la pasión, gozar y divertirse en la fiesta Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.
Foto Hugo Mojica.

¿Quién era Joselito?

Según la tradición popular, el “entierro de Joselito” tiene su origen en la historia de un obrero llamado José, enamorado del Carnaval que se fue a disfrutar de las fiestas desde el sábado y luego de cuatro días de juerga, fue hallado inconsciente tirado en una acera por sus familiares, quienes al creerlo muerto comenzaron a llorar su deceso.

Su familia, amigos y vecinos decidieron organizar entierro como a él le gustaba, paseando por todas las calles de Barranquilla, con música y trago. ¡Pero Joselito no se había ido del todo! Él estaba inconsciente por la borrachera y cuando se despertó exclamó: ¡No estaba muerto, andaba de parranda!

Flor Díaz Ospino

Comunicadora Social y Periodista con énfasis en Comunicación Político-Económico de la Universidad Autónoma del Caribe. Presentadora, redactora. Más de ocho años de experiencia en medios de comunicación cubriendo diferentes fuentes, principalmente la deportiva. Apasionada por los deportes, sobre todo el fútbol, tenis y béisbol.